¿Alguna vez te has preguntado cómo puedes introducir juegos en tú aula de inglés? ¿Eres profe de inglés y te gustaría que tus alumnos aprendieran el idioma casi sin enterarse?

 

Pues has llegado al sitio correcto porque nuestra amiga y ahora nueva colaboradora Irene viene para contarte cómo lo hace ella.

A lo largo de varios posts, Irene, profesora de inglés en un colegio bilingüe de la comunidad de Madrid y con unos años a sus espaldas, viene a contarnos cómo ella introduce juegos de inglés en todas las asignaturas que imparte en esta lengua.

Además, a lo largo de los diferentes post que ha escrito para nosotros, no sólo nos propondrá un montón de tips y consejos sobre cómo introducir juegos en el aula de inglés si no que, nos mostrará un montón de juegos que poder usar a diario. Dará ejemplos, adaptaciones y opciones que nos ayudarán a que mantengamos los objetivos generales de nuestras lecciones pero con un twist para hacerlo súper divertido para los niños.

Aviso a las mamis y a los papis, no os preocupeis porque todo de lo que habla nuestra compi puede fácilmente adaptarse a casa. Así que estad atentos también.

Pues no te entretengo más. Vamos a por el post.

 

Teacher, esto es un rollo – Cómo introducir juegos en mi aula de inglés.

¿Alguna vez te has encontrado con esta frase en el aula? Como profesores nuestro objetivo es que aprendan, sí, pero que aprendan implica otros elementos además del propio conocimiento. Implica motivación, implica interés, desarrollo, intención, utilidad…  

Lo que hoy vengo a contaros no es novedoso ni innovador.  Toda la vida los profesores nos hemos interesado en que el proceso de enseñanza-aprendizaje estuviera centrado en el alumno y hemos utilizado lo que a continuación te voy a decir ¿Preparado? 

JUEGOS.  

 

Cómo introducir juegos en mi aula de inglés

 

UN POCO DE CONTEXTO  

Sí, sí, ni más ni menos que los juegos. Pero el término “juegos” es muy amplio, entra el videojuego de la PS5, imposible de conseguir desde que salió; el tablero de la oca y el pilla-pilla. En este artículo vamos a referirnos a los “serious games”1: aquellos juegos ideados para proporcionar un aprendizaje en el jugador; aunque con un twist, ya lo iréis viendo.  

Los juegos son un elemento que encontramos presente a lo largo de la historia de la humanidad, desde Mesopotamia y Egipto hasta la actualidad con los videojuegos. También están presentes a lo largo de la vida de una persona, algunas, ni siquiera de adultas, dejamos de jugar 🤪 . Es, por tanto, una herramienta principal para nosotras en cualquier etapa y tiene un componente de socialización, creatividad, crecimiento personal… que seguro habréis comprobado cómo ayuda a desarrollar las competencias clave en nuestros alumnos.  

Como profesora de Inglés en la etapa de Primaria e Infantil he utilizado muchos juegos y he comprobado su efectividad en relación a la motivación y la competencia en el segundo idioma. Una de las ventajas en estas etapas es que cualquier actividad que conlleve, por ejemplo, un misterio o un reto ya es considerada un juego. Los expertos llaman a esta característica del ser humano actitud lúdica1; por desgracia es algo que de adultos vamos perdiendo y que, en mi opinión, es importante cultivar. 

Cuando pienso en incluir un juego en mi aula de inglés no lo hago a la ligera. A lo largo de estos años he observado las características de juegos que me han atraído de niña y de adulta y, tras pasar por algunos aciertos y errores a la hora de implantarlos en el aula, he comprobado cuáles merecen la pena repetir y cuáles no.  

El uso continuado de juegos en el aula, adaptados o creados por el docente, tiene un nombre (como casi todo en este siglo): aprendizaje basado en juegos (ABJ). No se debe confundir este término con el de Gamificación, pero hacednos saber si queréis que hablemos de esto más adelante. 

 

EN QUÉ PIENSO CUANDO  ME PLANTEO INCLUIR UN JUEGO 

Cuando llega el momento de incluir un juego generalmente pienso en estos elementos: 

  • AUTONOMÍA – La primera característica que os cuento es la de la autonomía. Considero que para que un juego sea realmente jugado por mis alumnos debe ser jugado sin mi supervisión o mi constante ayuda y esto lo consigo cuando conocen bien, por ejemplo, las reglas o el vocabulario a usar. 
  • REJUGABILIDAD – Otro es la rejugabilidad, es decir, las veces que ese juego se jugará sin ser cansado, aburrido, demasiado fácil o demasiado difícil. En esto influye muchas veces si el juego es tipo puzzle, de azar o de rapidez y también de cuantos jugadores intervengan.  
  • TIEMPO DE CREACIÓN – Otra característica en la que pienso a la hora de llevar un juego al aula es el tiempo de creación y su posterior aprovechamiento. Como profesores no disponemos de una barbaridad de tiempo para la creación de materiales así que buscamos conseguir el mejor resultado usando el menor tiempo posible. No vale nada que me pase horas maquetando y dejando precioso un juego que finalmente utilizarán durante 5 minutos al día o que, si no hay suerte, no triunfará y no les apasionará. Estrategias como crear una plantilla en digital o una base en la que podamos jugar diferentes juegos, nos ayudará a largo plazo.  
  • TIEMPO DE JUEGONo solo importa el tiempo que requiera crearlo sino también el que estarán mis alumnos jugando a ello. No es lo mismo plantearse un juego para toda una sesión, juegos más cortos para estaciones de aprendizaje o un juego para fast finishers.  
  • NIVEL DEL LENGUAJELa última característica y en la que primero pienso a la hora de plantear un juego en el aula de lengua extranjera es el tipo de lenguaje que se utiliza, a partir de ahora, nivel del lenguaje.

 

Cómo introducir juegos en mi aula de inglés

 

CADA JUEGO CON SU NIVEL DEL LENGUAJE 

Según los niveles educativos en los que trabajes, necesitarás que tus alumnos aprendan unas u otras cosas.  Por ejemplo, la etapa de infantil está más centrada en el aprendizaje de sonidos y vocabulario; con el paso a primaria podemos centrarnos más en la creación de frases y en los niveles superiores buscaremos que los alumnos conversen en el segundo idioma. 

Esta división también la podemos encontrar a la hora de programar una unidad didáctica. Primero necesitamos que conozcan el vocabulario para enfrentarse después al contenido y por último que sepan expresarlo.  

Una clasificación parecida he imaginado con los juegos aplicados en el aula, al trabajar con ellos en diferentes momentos de la unidad o con diferentes objetivos del lenguaje. Yo los he llamado niveles: 

(1) NIVEL SONIDO: son aquellos juegos cuyo objetivo es trabajar con sonidos del lenguaje. En esta web se trabajan constantemente a través de tarjetas, libros, etc ¿por qué no incluir algún juego? Son juegos generalmente sencillos debido a la edad predeterminada (etapa de infantil, cuando aprenden los sonidos) pero no os dejéis engañar por que sea el nivel inicial.  

(2) NIVEL PALABRA: este sería nuestro segundo escalón. Aquí el alumno necesita del vocabulario para llevar a cabo su juego. Al tratarse de un nivel tan polifacético, muchos de los juegos se encuentran aquí y además permiten adaptarse como un guante a cualquier “topic” de la programación.  

(3) NIVEL FRASE: seguimos aumentando exigencia.  En este caso el alumno debe crear una oración sencilla (o no), generalmente con la estructura que se está trabajando. Para ello debe manejar el nivel anterior ya que no se busca sólo la elección adecuada de la palabra sino el crear una frase que tenga un fin para el juego, como hundir un barco o encontrar al personaje descrito.  

(4) NIVEL CONVERSACIÓN: el nivel superior. Estos juegos conllevan un nivel alto de manejo del lenguaje así que se centran en los cursos superiores de Primaria. Los alumnos deben poder crear oraciones que den pie a una conversación (aunque sea sencilla) para la continuación del juego. Es, por tanto, el nivel con juegos más exigentes y en el que el vocabulario o la estructura gramatical pierden más el foco para dejar espacio a la competencia comunicativa y así disuadir, investigar o crear historias.  

¿Significa esto que un juego solo podrá pertenecer a un nivel de lenguaje? Absolutamente no, y esa es la magia de todo esto. Podemos coger un juego que motive a nuestros alumnos o que sea tendencia en redes, examinarlo y diseccionadlo para adaptarlo a las necesidades de nuestro aula, a la edad de nuestros alumnos e incluirle el objetivo que requiramos.  

¿Se os hace cuesta arriba imaginar como alguno de vuestros juegos favoritos se adaptaría a la enseñanza de una segunda lengua? ¿Os gustaría ver ejemplos? Estamos cocinando una nueva publicación en la que os mostraremos ejemplos 😊 .  

Y como es importante siempre dar ejemplo, ahora quiero jugar con vosotros, lector@s, para comprobar vuestra cultura “jueguil”. Os voy a describir con 3 frases algunos juegos. Unos serán clásicos y otros no tanto, y vosotros debéis adivinarlos. Si los adivináis, ponedlo en comentarios ¿Listos?

 

Cómo introducir juegos en mi aula de inglés

Cómo introducir juegos en mi aula de inglés

Cómo introducir juegos en mi aula de inglés

 

¿Te ha gustado nuestro post cómo introducir juegos en mi aula de inglés? Pues recuerda que habrá segunda parte en un mes. Pero hasta entonces, es posible que te interese leer Juegos de mesa infantiles para aprender inglés.

Y no te olvides de seguir a Irene en Instagram y Twitter donde comparte un montón de actividades que hace con sus alumnos que seguro te encantarán.

 

Cómo introducir juegos en mi aula de inglés

 

Notas: 

  1. Marín, Inma. (2018). ¿Jugamos? Ed. PAIDÓS Educación.  
  2. Tarjetas realizadas con Canva
A %d blogueros les gusta esto: