Consejos,  Consejos para aprender inglés,  Recomendaciones,  Recursos Didácticos

Read with Biff, Chip & Kipper – Enseñar a leer en inglés

 

A la mayoría de nosotras nos encanta leer con nuestros hijos cada día. Pero en ocasiones, nos resulta complicado elegir que leer cuando estamos enseñando a leer a nuestros hijos.

Por ese motivo hoy, Amy, del blog Our ml Home, nos ha escrito un post fabuloso hablándonos sobre su experiencia con los libros Read with Biff, Chip & Kipper.

Ideales para ayudar a tus hijos con el aprendizaje de la lectura desde casa.

 

libro abierto

 

Tu proyecto de educación bilingüe esta tomando forma y tu pequeñín ya habla inglés, pero ahora te enfrentas al aterrador desafío de enseñarle a leer.  Es muy probable que no seas profesor de inglés y no sepas por donde empezar. Para empezar bien, necesitas buenos recursos. Hoy, me gustaría compartir contigo mi propia experiencia. He enseñando a leer a mi hija de 6 años, usando una maravillosa serie de libros para lectores principiantes publicados por la editorial Oxford.

 

¿Qué es la serie de “Read with Biff, Chip & Kipper”?

Oxford tiene varios títulos para lectores principiantes, sin embargo los que tienen más éxito y son los más usados en muchos colegios británicos son los de la colección “Read with Biff, Chip & Kipper”.  Cuentan las aventuras de una familia cuyos 3 hijos dieron sus nombres a la serie. La colección se reparte en más de una docena de niveles. Los primeros volúmenes contienen sobre todo juegos con letras o frases cortas para familiarizar al niño a sujetar un libro y dar los primeros pasos en la lectura.  Conforme vas subiendo de nivel, las historietas sencillas se alargan y se hacen un poco más sofisticadas, y se completan al final con preguntas de comprensión y juegos. El nivel del vocabulario es consistente y fluye de un nivel a otro.

Cuando los compras en lotes, los niveles 1 a 3 y 4 a 6 vienen con una guía explicativa para los padres que les ayuda evaluar en que momento el niño está listo para proceder al nivel siguiente.

Como usamos estos libros

La frecuencia

La clave para mí siempre ha sido leer un poquito todos los días.  Aunque sea solo una historia corta o 4-5 páginas.  Leer todos los días también es importante para:

  1. Instaurar una rutina – los niños se sienten seguros por la predictibilidad de las rutinas, así que, es la oportunidad de crear una valiosa que con suerte contribuirá a que largo plazo tu hijo ame leer.
  2. Entrenar el cerebro a descodificar las combinaciones fonéticas– puedes hacer una analogía con correr: cuanto más corres, más fácil es, y más rápido corres. Lo mismo pasa con la  lectura. El verano pasado, decidí no hacer leer a mi hija durante el mes que pasó en casa de sus abuelos en España.  Una vez de vuelta a casa, allí estaban las consecuencias: sus capacidades de lectura se habían reducido muchísimo. Ser demasiado indulgente no hace ningún favor a tu hijo.

Iniciar mi hija a la lectura no fue fácil al principio, ya que tuvo que hacer mucho esfuerzo comparado con el placer de la lectura. Al principio empezaba a desgana, aunque una vez lanzada disfrutaba.  Con el tiempo, descubrí que una de las 3 siguientes estrategias ayudaba a animarla:

  1. Lectura alternativa: ella lee una página y yo la siguiente.
  2. Dejarla leer solo los párrafos cortos y yo leer los más densos.
  3. Yo leo la narración y ella los diálogos entre comillas.

A largo plazo, la báscula se inclinó hacia el otro lado, y ahora disfruta con la lectura: coge espontáneamente cualquier libro que le cae a mano e intenta leerlo.  Así que, ser pacientes y tranquilamente disciplinar a vuestro hijo con una pequeña rutina de lectura diaria.

 

El método

Instaure un momento de lectura especifico cada noche, durante el cual, dedicaba a mi hija mi plena y entera atención, apagando la tele y pidiendo a mi marido que se ocupase de la hermana pequeña.  Mientras, mi hija mayor y yo, nos acurrucaríamos confortablemente en el sofá con un libro de su elección del nivel adecuado.

  1. Dejar a mi hija leer el libro.

Mi hija dirige el baile.  Yo solo intervengo si pronuncia mal un sonido en una palabra, preguntándole si se acuerda del sonido que hace esta letra y observo si es capaz de corregirse.

Si le cuesta esa palabra, le recuerdo como fraccionarla en sílabas para que pueda encontrar los sonidos y juntarlos.

Intento no darle la respuesta a su equivocación a la primera para que intente encontrarla sola; le pregunto si tiene sentido lo que acaba de leer y le pido leerlo de nuevo para comprobar lo que ha leído.

Antes de intervenir tras una equivocación, dejo que acabe de leer su frase, ya que a menudo se da cuenta de su error y se corrige sola.

Por otro lado, si veo que es un error que pasará desapercibido (por ejemplo, leyó una palabra muy similar a la escrita), hago un ruidillo gracioso para avisarla, y vuelve a leer su frase o las últimas palabras.

  1. Comprobar la comprensión de mi hija.

Al final del cuento, leo a mi hija las preguntas de comprensión que están al final del libro.  Las preguntas permiten comprobar si tu hijo ha entendido lo que estaba leyendo, y así evitar apresurarle con otros niveles de la serie si aún no está listo.

Después de las preguntas hay un juego de recompensa (sí, sí, ¡un simple laberinto puede entusiasmar a tu pequeño!).

 

La práctica hace el maestro

La practica te hace mejorar. La practica te convierte en experto. En casa, usamos los libros de “Biff, Chip & Kipper” de varias formas:

  • Dejando algunos libros en el aseo – los críos se aburren mucho allí y su curiosidad natural seguramente les empujará a coger  alguno de los libros. Conforme vamos subiendo de nivel, dejo los primeros niveles en una cesta del aseo para que lea.  ¡Esta técnica tiene mucho éxito con mi hija!
  • Dejándolos a disposición – esta colección esta siempre por cualquier lugar en casa, a mano de mi hija para estimular su curiosidad.  Esta técnica ha sido exitosa y ha, creo, contribuido a desarrollar el gusto por la lectura de forma independiente.
  • Llevar un libro a las salas de espera o a restaurantes – la entretiene tranquilamente a la vez que le da una oportunidad más de leer.
  • Usar los libros electrónicos grátis en www.oxfordowl.co.uk – La biblioteca electrónica de esta página web incluye más títulos de la serie de “Read with Biff, Chip & Kipper” pero también otros.  Desde luego a mi hija le encanta tener la oportunidad de manejar mi ordenador para dar la vuelta a las páginas y jugar a los juegos que van al final. También imprimo algunas de la historias para poder ponerlas en el aseo como parte de mi estrategia de “captive reading”; y a mi pequeña también le gusta esta forma alternativa.
  • Dejarla leer una y otra vez los mismos libros – para permitir a las palabras y al estimulo de lectura instalarse en su cabeza.

niños leyendo

 

¿Por qué son “Read with Biff, Chip & Kipper” tan buenos?

Lo que más me gusta de estos libros es: ¡lo buenos que son!  Son fáciles de usar tanto para los padres como para lo niños.  Nada de sonidos con códigos de colores complicados como algunos otros libros que tenemos.  Dan realmente la sensación de ser libros normales, con lo cual son agradables de leer y procuran al crío la impresión de leer como los mayores.  El nivel del vocabulario es verdaderamente consistente y fluye de forma fluida de un nivel a otro. Eso no fue el caso con otra serie de libros para lectores principiantes que compramos.  La colección también usa frases repetitivamente para desarrollar la confianza en sí del niño y entrenarle a leer estos sonidos.

Los personajes son simpáticos, el perro adorable, la magia ocasional para crear fantasía e incluso suspense, hacen de estos libros todo un éxito con los críos. Mi hija le tiene cariño al personaje de Biff y ha vuelto a leer estos libros repetidamente sin cansarse de ellos. Incluso mi pequeña de 2 años me pide que se los lea; ¡y sospecho que podrían haberla ayudado con su construcción de frases!

Si te apetece echar un vistazo a estos libros, te sugiero visitar a www.oxfordowl.co.uk.  Creando una cuenta (grátis), podrás acceder a su biblioteca electrónica. Además de los libros electrónicos la página web merece la pena ya que contiene mucha información valiosa sobre la enseñanza de la lectura, escritura, matemáticas y otros temas, que pueden ayudar en el aprendizaje de tu hijo.

 

imagen de un libro big paws

 

Si te ha gustado el post de hoy, no dejes de visitar su blog, en el que Amy, al igual que yo, habla de su experiencia como madre de una familia trilingüe.

Sus post, aunque en ingles, están escritos desde el corazón y desde la perspectiva de alguien que sabe muy bien de lo que habla y tiene gran experiencia en el tema.

 

Y si quieres más información sobre el tema, este miércoles en nuestro vídeo en vivo, hablaré de cómo los usamos en los colegios, aquí en Inglaterra y mi propia experiencia con ellos.

¡No te lo pierdas!

 

De nuevo, muchisimas gracias por haber compartido tu experiencia con todas nosotras. ¡Hasta muy pronto Amy!

 

Imagen pinterest Read with Biff

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: