Estoy muy orgullosa de criar bilingüe. Y me gusta decirlo. Creo que es importante. Y hoy, os voy a contar porqué.

 

Desde hace varios meses no paro de encontrarme con gente contando el mismo problema, una y otra vez.

Mis padres me preguntan que cuando mi hijo va a empezar a hablar. Que si esto del inglés no le estará perjudicando.

En el parque me miran raro cuando hablo inglés con mis hijos.

Aún me da vergüenza hablar inglés en público.

Los otros padres me preguntan que de qué voy.

No paro de ver miraditas y escuchar comentarios por la calle.

 

¿Te suena? ¿te lo has preguntado alguna vez? Pues por desgracia, no eres la única.

 

Estos casos son cada vez más comunes en nuestra sociedad…

Me doy cuenta de que ser madres nunca ha sido fácil. Pero, por desgracia ahora mismo, vivimos en un tiempo en el que la crítica y la vergüenza son constantes. Esto nos lleva a querer ser madres perfectas. Y fallamos estrepitosamente….

Pero no debería ser así.

Como madres, tenemos el deber y el poder de equivocarnos. Debemos ser nosotras las que decidamos CÓMO criar a nuestros hijos. Sin que nada ni nadie nos diga lo contrario.

Y es así. La sociedad, aún no está preparada para oírnos hablar con nuestros hijos en otra lengua.

 

Pero, ¿por qué?

Está más que demostrado que los niños bilingües, el día de mañana, van a tener una facilidad tremenda de aprender otros idiomas. Aparte de tener una mente mucho más abierta para otras culturas y para la diversidad.

En algunos casos se habla de un mejor trabajo e incluso de una mayor remuneración. Y los hay que se atreven a decir que ser bilingüe puede implicar una mayor capacidad cognitiva.

 

Todos estos beneficios, lo único que me hacen es elquerer gritarle a la sociedad. Gritar que educar bilingüe es mi elección. Gritar que yo elijo como criar a mis hijos.

Pero sobre todo, lo que quiero es gritar que estoy muy orgullosa de criar bilingüe, de haber tomado esta decisión hace 3 años y de que, a día de hoy, continuo haciéndolo cada día.

 

Mis hijos, son capaces de entender perfectamente, dos idiomas a la vez. Y en unos años, serán capaces de hablarlos también perfectamente.

Estoy criando a mis hijos para que no sientan vergüenza de hablar otra lengua, pero si, para que se enorgullezcan de ello.

¿Me ayudas?

Está en nuestras manos cambiar el modo en el que la sociedad ve a las familias bilingües. Ayúdame a que empiece a ser normal hablar en inglés con tus hijos. O al menos, a que no te juzguen por ello.

Comparte con todo el mundo que tú también te sientes orgulloso / orgullosa de criar bilingüe con el #orgullosadecriarbilingüe

Y de paso, si nos dejas un mensaje a nosotros también, mejor que mejor. Me encantará saber cuántas familias hay ahí fuera, que se sienten orgullosas de ser únicas y diferentes.

 

Además, si te ha gustado esta parte de mí. Te invito a que también leas ‘No me atrevo a criar bilingüe‘. Y es que, en ese artículo por primera vez, me lancé a contaros un poquito de mí. Me quité la máscara, y os conté mi propia experiencia. Quiero que poco a poco vayáis conociéndome mejor. Pero, sobre todo, que todas las experiencias que ya he vivido os ayuden a criar a vuestros hijos. A criarlos de una manera diferente y mejor. Porque ser padres y madres no es fácil, y sé que toda ayuda es más que bienvenida.

 

Fotografía para pinterest - Orgullosa de criar bilingüe. Imagen de una joven con unos globos en distintos tonos amarillos.

A %d blogueros les gusta esto: