¿Te planteas la crianza bilingüe, pero no sabes cuál es la mejor edad para empezar? Esta es una pregunta que todas las familias bilingües se hacen en algún momento. En este post, te contamos todas las ventajas que tiene empezar a criar bilingüe lo antes posible.

 

10 razones para empezar a criar bilingüe temprano

Aquí tienes 10 razones para empezar a criar bilingüe a tu bebé desde su nacimiento:

1. La ciencia acaba de demostrar que los bebés de menos de un año de edad tienen la capacidad de aprender todos los fonemas. Una capacidad que luego pierden al cerrarse los canales neuronales. Para descubrir más al respecto de esa capacidad excepcional que tienen los bebés, puedes ver la interesantísima conferencia TEDx Creating Bilingual Minds.

 

2. El bilingüismo por si no causa retraso patológico del habla, confusión u otra patología.  Por desgracia, esta confusión esta muy extendida entre las familias, pero en este fantástico post en inglés escrito por especialistas en la materia (cuándo llevar a tu hijo a un logopeda) precisamente dedican un párrafo esclarecedor sobre la adquisición normal del habla en un niño bilingüe.

 

3. Más de la mitad de la población mundial es bilingüe o incluso multilingüe. Es bastante difícil que se puedan confundir o tener retraso del habla más de 3.300 millones de personas…

 

4. Instaurar la costumbre lo antes posible. Hacer del uso del inglés una costumbre bien anclada en tu vida familiar desde los primeros días de vida de tu hijo, ayudará a que no se plantee su uso conforme vaya creciendo.  Una vez la costumbre este tomada, tu hijo sólo habrá conocido esta situación y estará menos tentado a dejar de hablar este segundo idioma.

 

5. Introducir el inglés al nacer es más natural ya que se coge la costumbre desde el principio. Cambiar las costumbres lingüísticas después resulta más difícil, tanto para los grandes como para los peques. En algunas circunstancias, algunos niños incluso pueden resistir el cambio. Además, aprender inglés más tarde implica que no va a haber una adquisición natural del lenguaje sino un aprendizaje, y por tanto requerirá más esfuerzo y dedicación.

 

Imagen de una madre agarrando a su hija en volandas - empezar a criar bilingüe

 

6. Los niños no tienen prejuicio hacia uno u otro idioma. Aprovéchate de esta situación. Una vez escolarizado, es bastante probable que desarolle una preferencia hacia el castellano, el idioma comunitario. Pero si por el contrario, tu hijo ya esta habituado a hablar otro idioma en casa, es bastante probable que su reticencia sea menor.

 

7. Si empiezas más tarde, tu hijo podría resentirse por los esfuerzos requeridos para aprender inglés. Criar bilingüe desde el nacimiento permite evitar estas situaciones. De nuevo, adquirir no requiere esfuerzo mientras que aprender si.

 

8. Al haber sido criado en inglés desde su nacimiento, tu hijo podría desarrollar un vínculo más fuerte con este idioma. Lo cual puede ayudar a limitar o evitar situaciones de resistencia al idioma.

 

9. Introducir el inglés más tarde no es garantía de que tu hijo no haga code-switching. “Code-switching” es el nombre científico para cuando un bilingüe usa más de un idioma en una frase.  La gente poco familiar con el bilingüismo a menudo lo interpreta erróneamente como una “confusión”. No es un signo de confusión sino una comodidad por los bilingües. Una comodidad que se usa cuando no viene la palabra en un idioma que el otro habla, o para transmitir una idea con algunas palabras o expresiones que nos parecen más apropiadas en este otro idioma. El code-switching es utilizado por confort, no por confusión lingüística.

 

10. Muchísimas familias mixtas crían sus hijos bilingües al nacer y están teniendo resultados excelentes. Es una práctica cada vez más común en España y en países latinoamericanos. 

 

Imagen de una madre abrazando a su hijo de fondo y un móvil de techo enfocado - empezar a criar bilingüe

 

¿Y si le atrasa el habla? ¿Y si se confunde?

Algunos padres que se plantean la crianza bilingüe consideran la posibilidad de iniciar su segundo idioma un poco más adelante, a menudo alrededor de los 3 años, por temor a que su hijo se confunda entre los diferentes idiomas, o que se le retrase el aprendizaje del habla.  

Esta idea tiene como origen el bulo clásico sobre el bilingüismo que un niño joven se confunde y padece retraso al aprender a hablar cuando está aprendiendo más de un idioma a la vez.  La ciencia hoy en día demuestra que son cuentos nacidos de antiguos estudios mal diseñados, y que al contrario de lo que estos dicen, el bilingüismo es beneficioso en muchísimos aspectos. 

Para tomar la mejor decisión para tu familia y no dejarte engañar por bulos, es muy recomendable informarse sobre el tema con referencias internacionales, como por ejemplo el Pr. François Grosjean, Pr. Ellen Bialystok o Barbara Zurer Pearson.

 

¡La decisión final es tuya!  

Cualquiera que sea tu decisión, acuérdate que funcionará mientras seas constante en tu uso del inglés y perseveres.  Como dice Adam Beck en “Maximize your Child’s Bilingual Ability”, la crianza bilingüe no es como salir a correr, sino un maratón. Una aventura larga pero llena de momentos especiales y recompensas que no tienen precio.  ¿Te unes a nosotros?

Es posible que tengas mil dudas, o mil miedos, pero una vez empieces y veas los resultados ya no querrás parar. Por eso, si te ha gustado este artículo, ¿por que no echarle un vistazo a otros relacionados con la crianza bilingüe que tenemos en el blog?

22 etapas del bilingüismo, desde la perspectiva de los padres.

Confesiones de una madre bilingüe

 

Este artículo ha sido escrito por nuestra colaboradora Amy. Ella es madre trilingüe y habla sobre ello en su blog en inglés ‘Our Ml Home‘. Si quieres leer el post que la inspiró, no dudes en visitar Bilingual Education – 10 reasons to start early .

 

Imagen de una madre agarrando a su hijo en el aire- empezar a criar bilingüe

 

Contiene links afiliados de Amazon

A %d blogueros les gusta esto: