Seleccionar página
Te lo explico en detalle, para que tu misma puedas empezar hoy, y al fin, alcanzar lo que quieres.

Estamos casi finalizando enero, y por desgracia, las estadísticas dicen que la mayoría de los objetivos o metas que las personas nos planteamos a comienzo de año, son abandonados para la segunda semana. Y es que, por desgracia, aún no sabemos cómo establecer objetivos que realmente podamos llegar a cumplir. Así que hoy te cuento como puedes hacerlo para que este año si que cumplas tus objetivos con respecto al inglés.

¿Me acompañas?

  1. ¿Qué son los objetivos smart?
  2. ¿Por qué nos pueden ayudar?
  3. ¿Cómo usarlos en casa y en el colegio?
  4. Usarlos para otros ámbitos.

 

¿Qué son los objetivos smart?

Los objetivos Smart son llamados así porque te ayudan a establecer unos objetivos totalmente diferentes a como lo habías hecho hasta la fecha, y por supuesto de una manera Smart.

Son las siglas para

S.M.A.R.T. is an acronym that stands for:

Specific

Measurable

Attainable

Realistical

Timeline

Es decir, tenemos que idear objetivos que sean eSpecíficos, Medibles, Alcanzables, Realistas y con fecha en el Tiempo.

 

 

¿Por qué nos pueden ayudar?

Un montón de estudios demuestras que los propósitos de año nuevo son dejados de lado a mediados de Enero. MEDIADOS de enero.

Si eres de las mías, es verdad que los propósitos de año nuevo no significan gran cosa, pero como madre, profesora y emprendedora si que me gusta darme unos objetivos a largo plazo que me ayuden a guiar parte de mis actividades y acciones. Y precisamente, septiembre y enero suelen ser unos buenos momentos para hacerlo (aunque he de reconocer que cualquier mes del año es bueno para esto).

Hasta hace muy poco, al igual que la mayoría de la gente que se propone objetivos a largo plazo, empezaba con muy buenas intenciones y luego lo dejas de lado. En mi caso, principalmente porque los objetivos a cumplir tienden a ser siempre demasiado ambiciosos y a muy largo plazo.

La mayoría nos pedimos demasiado. Y cumplirlo todo para dentro de un año…

¿En mi caso que ocurre? Que no veo los beneficios a corto plazo, me canso de no haber cumplido objetivos antes y me termino aburriendo. Y aunque en mi mente algunos objetivos son importantes, dejo de darles la importancia que se merecen porque los veo inalcanzables o un muermo.

 

Por ese motivo, hace unos meses me encontré con una perspectiva totalmente distinta. Los objetivos SMART a largo y corto plazo.

Esto es, como hemos dicho ya anteriormente, objetivos que sean eSpecíficos, Medibles, Alcanzables, Realistas y con fecha en el Tiempo.

 

Pero en mi caso, no solo creo objetivos para un año, sino que también lo he hecho para cada 2 meses.

De este modo, los objetivos se convierten en tareas mucho más fáciles de cumplir además de darme la seguridad de tener esa recompensa emocional de haberlos cumplido antes (y por ende, varias veces más).

Para ello, lo que hago es crear una lista de objetivos anuales, con objetivos SMART, que es la que pretendo alcanzar a finales de diciembre.

A su vez, cada objetivo, lo desmenuzo en 6 objetivos más pequeños. Añadiendo más dificultad con cada nueva etapa. De tal manera que mis objetivos para Enero/Febrero que suelen ser los meses que más nos cuesta, son super sencillos y fáciles de conseguir, dándome la seguridad de que cumplirlos será una tarea fácil.

Y poco a poco, voy incrementando la dificultad para cada etapa, de modo que siga sin ser un inmenso paso adelante, pero si un avance.

 

Vamos a poner un ejemplo que es posible resuene más contigo y tu manera de pensar.

A comienzos de año todos nos proponemos hablar más inglés con nuestros peques, ya sea en casa o en clase. Por ese motivo, la mayoría nos proponemos hablar TODOS los días en inglés desde el uno de enero. ¿Te suena verdad?

Y también te suena que ahora mismo lo habrás dejado de lado porque seguro que te ha resultado casi imposible.

Es posible que todo fuera bien la primera semana, puede que la segunda. Pero ahora, te has pedido demasiado.

Normal, el objetivo, aunque maravilloso a largo plazo, es bastante difícil de cumplir. Solo unas pocas personas son capaces de seguir el ‘todo o nada’, la mayoría necesitamos ir poco a poco.

Ahora imagínate que en vez de haberte pedido hablar todos los días a la semana, te hubieras propuesto eso como objetivo final. Para hacerlo mas fácil, lo desglosamos en 6 objetivos más pequeños.

 

Primer trimestre: Hablar en inglés 15 minutos dos días a la semana.

Segundo trimestre: Hablar en inglés 15 minutos al día.

Tercero trimestre: Hablar en inglés 1 hora al día.

Cuarto trimestre: Hablar en inglés 3h al día.

Quinto trimestre: Hablar en inglés 5h al día.

Sexto trimestre y Objetivo final: Hablar en inglés todos los días.

 

Como ves es una progresión, pero principalmente lo que hacemos es ayudarnos a ver que SOMOS capaces de cumplir objetivos, empezando por algo mucho más fácil y poco a poco ir escalando.

 

Hay gente que se propone 12 objetivos anuales, y otras solo 3. Lo importante es encontrar lo que a ti te funciona. Puedes probar uno y probar otro. Equivocarnos lo único que va a hacer es llevarte más cerca de tus logros y metas, así que a por ello.

Equivócate, prueba nuevas técnicas hasta que encuentres lo que mejor se adapta a tí y a tu familia.

 

 

¿Cómo usarlos en casa y en el colegio?

De la misma manera que nosotros, los adultos nos planteamos objetivos, para los niños también es una posibilidad y hoy en día en muchos países una realidad. Con ello quiero decir claramente, no es una manera de empezar a agobiar a nuestros hijos a ser los mejores y a cumplir las cosas a rajatabla, a eso me niego, pero si a enseñarles que cuando tenemos metas en mente es bueno tener un plan. Este tipo de objetivos pueden ser desde ahorrar y enseñarles el valor que tiene el dinero hasta proponerse nuevas metas de lectura. Lo mejor, sentarse con nuestros alumnos o nuestros hijos y hablar del tema. ¿Que metas les gustaría alcanzar? ¿en que les gustaría mejorar?

 

Estas conversaciones te van a sorprender, pero lo mejor, que les vas a mostrar y a enseñar que ellos también son participes.

Algunos de los objetivos que te puedes plantear para este año son.

Idear/crear actividades específicas para practicar inglés con tus hijos: Perfectas para ampliar vocabulario o para tocar aspectos que necesitan ser aprendidos o mejorados.

Lectoescritura

Leer libros infantiles en inglés

Leer libros para adultos en inglés

Días en familia totalmente en inglés: Excursiones, teatros, grupos de actividades o el zoo.

Mejorar tu vocabulario: Los días temáticos funcionan muy bien para esto.

 

 

Usarlos para otros ámbitos.

Y por supuesto, ya que estamos, los objetivos SMART también nos pueden ayudar en otros ámbitos de nuestras vidas. Desde probar un nuevo hobby hasta ayudarnos a quedar mas con nuestros amigos. Todo vale, simplemente tienes que encontrar la manera de hacer que cuente.

 

 

Por supuesto, nada es perfecto, pero esta técnica es posible que te ayude a estar un pelín mas cerca 😊

 

 

A %d blogueros les gusta esto: