Los que estais interesados en cómo aprender Phonics soleis hacerme esta pregunta a menudo. Pero Raquel ¿cómo has aprendido tu phonics? ¿cómo tienes tando dominio del tema?

Si ya me conoces, sabes que llevo muchos años dando clase en Inglaterra como profesora de infantil y primaria, pero que, a su vez, no ha sido un camino de rosas.

Y hoy, os cuento como he llegado a donde me encuentro hoy.  Para que aprendas algunos truquitos, cojas ideas que poner en práctica, pero, sobre todo, que compruebes que sí se puede.

Así que hoy te cuento cómo aprender phonics. ¿Me acompañas?

 

– Me lancé a la piscina

Lo primerísimo que hice, hace casi exactamente 10 años fue coger mi maleta y aparecer en el aeropuerto de Londres. Sin inglés, sin saber a lo que me enfrentaría. Pero con mucha ilusión y muchos sueños.

Entiendo que, en tu caso, dejarlo todo y cruzar el charco puede ser complicado. Pero tomar la decisión de cambiar cómo aprendes inglés o cómo trabajas con esta lengua no.
Proponte lanzarte a la piscina. Hablar con tus alumnos siempre en esta lengua, con tus hijos en casa. Siempre que veas la tele…
Hay muchas maneras de lanzarte a la piscina y empezar. Encuentra la tuya y ponte manos a ello.

 

– Busqué trabajo como auxiliar de guardería.

Para mantenerme en Londres, decidí venir a esta ciudad como una Au Pair. Esto me brindó la oportunidad de tener a una familia que cuidara de mí al mismo tiempo que me apoyaba en mi nueva aventura. Pero mientras los niños estaban en el colegio, decidí que a su vez, quería empezar a trabajar.

Por eso, en cuanto me dí cuenta que al final de la calle había una guardería cuyos dueños tenian a sus hijos en la misma clase que mis peques no me lo pensé dos veces. Pedí a la madre de la familia que nos presentara y me ofrecí como voluntaria.

Al principio fue muy raro, todo en inglés, tan diferente a cómo trabajabamos en España… Pero me enamoró. Y en cuanto tuvieron una plaza libre ese verano, no dudaron en ofrecermela.

Este tipo de experiencias puede ser más complicado en España… pero existen muchos grupos de niños de actividades que se realizan totalmente en inglés. Lo mejor de todo, si no hay ninguno por tu zona, podrías tú crear uno con algunas amigas cercanas. Como he comentado antes, la idea es lanzarte. Así que, ¿por qué no?
Tú también podrías invitar a una Au Pair a tu casa, o simplemente contratar a una nativa que venga a jugar con tus peques y contigo unas horas a la semana. Te garantizo que la pronunciación y el vocabulario que vas a aprender de este modo es enorme, además de hacerlo de una manera totalmente interactiva y dinámica.

 

– Acudí a grupos de intercambio de idiomas.

Sí. Algunas veces éramos 20, otras sólo 5. La mitad del tiempo hablábamos en un idioma, y la otra en el otro. Así era siempre un WIN/WIN.
Por suerte, estos grupos de intercambio (en ocasiones llamados tándem groups) están empezando a ser conocidos en España y en la mayoría de las capitales se realizan.
Infórmate, busca uno cerca de tí y proponte ir una vez a la semana, o al mes. La idea es ir y charlar con nativos de cualquier tema. Algunas veces política, otras del tiempo. Pero garantizo que funciona.

 

 

– Empecé a dar clases de Phonics

Una vez dejé a la familia y a la guardería, me lancé a buscar un colegio para trabajar como profesora. Se me contrató como asistente, pero desde el primer momento me vieron con ganas de más y me ofrecieron dar clase de Phonics al grupo de segundo de educación infantil.
Yo me puse las manos en la cabeza y empecé a hiperventilar. ¡Cómo iba a enseñar si aún no sabia cómo aprender phonics yo misma!

No tenía ni idea de la metodología (Read Write Inc). Mi pronunciación era pésima (solo llevaba un año allí) vamos… que ni en broma podría hacerlo…
Pero la directora del colegio me dijo que tenía que lanzarme a la piscina. Nadie nace aprendido, y la mejor manera de mejorar era haciéndolo.
Yo misma mejoraría mi pronunciación mientras enseñaba a mis alumnos.

Y como buena directora de colegio tenía toda la razón. Mi pronunciación mejoró enormemente. Hubo muchísimo trabajo por detrás. Pero al cabo de unas semanas empecé a notar el cambio. Al cabo de unos meses empecé a cambiar el acento. Y tras 10 años, puedo decir que tengo una pronunciación muy cuidada.
El trabajo duro tiene su recompensa.

Por eso, ya seas madre o profesora tú también puedes enseñar Phonics. Simplemente tienes que planteártelo y llevarlo a cabo.

 

– Empecé a leer íntegramente en inglés.

Esta es bastante fácil de entender. Primero libros infantiles… luego de adolescentes… y finalmente de adultos facilitos. Hasta que me di cuenta que podía empezar a leer a grandes autores que me estaba perdiendo.
Lo hice y vi que podía. No era perfecto, por supuesto que no, pero empecé y mejoré.
Por cierto, deseché el diccionario por el camino. No es necesario saber TODO el vocabulario, sino entender el contexto.

 

– Escuchaba podcasts y audiolibros en inglés

Empecé con los de la BBC de los que tantas veces me habéis escuchado hablar. Es más, a día de hoy aún los escucho.

 

– Busqué información más sobre cómo aprender phonics en el colegio.

Por aquel entonces, todo estaba en libros. Así que los cogía prestados y me los leía por las noches mientras preparaba la lección de Phonics del día siguiente.
Ahora vosotros tenéis la suerte de que estas metodologías tienen MUCHA información en internet. Sólo hay que buscarla.

Existen un montón de metodologías. La clave no esta en conocer una al dedillo, sino en conocer muchas y combinarlas para crear una metodología que se adapte exactamente a las necesidades de tus peques.

 

– Me cambié de colegio.

Quise un cambio y lo encontré. Aun habiendo sido ascendida a profesora interina… quise mi propia clase y mis propias directrices. Así que me lancé y conseguí ser profesora de primero de primaria en una escuela maravillosa a las afueras de Londres. Yo sola. Me volví a lanzar a la piscina y fue una de las mejores experiencias de mi vida.

Como sabes, soy un culo inquieto. Quise seguir seguir sabiendo cómo aprender phonics y sobre diferentes metodologías, y en el colegio en el que impartia clase, estaban decididos a seguir sus pautas, sin modificaciones, adaptaciones y sin cambios…
Quise encontrar un sitio que me permitiera ser yo misma. Que me permitiera experimentar y buscar la mejor educación para mis alumnos. Y lo encontré.

De nuevo, la clave esta en ser tu misma y en combinar hasta encontrar lo que mejor se adapte a ti y a tus peques.

 

 

– Seguí trabajando muy duro.

No ser nativa jugaba en mi contra. Pero tenía intenciones de convertirme en una gran maestra. Preparaba las sesiones mucho antes que mis compañeros, las ensayaba en casa una y otra vez. Perfeccionaba mi pronunciación en los ratos libres…
Y la directora de este nuevo colegio me felicitó por el gran cambio añadiéndome como profesora permanente en la plantilla. ¡Menudo gran paso!

 

– Di a luz a mi hija.

Esto me cambió por completo y me enseñó la importancia del bilingüismo. Quise, desde el primer segundo de su vida, que pudiera hablar dos lenguas perfectamente y evitarla pasar por todos los problemas que yo aún seguía viviendo

Aquí empezó Spanglish Easy. Quería poder compartir con el mundo que criar en dos idiomas era posible, pero por encima de todo, lo beneficioso que esto es para los peques.

 

– Volví a dar clase.

Después de mudarnos al norte de Inglaterra, tener al pequeñín y tomarme unos meses para estar con mi familia decidimos que era el momento ideal para volver.

Mi marido y yo no tomamos esta decisión a la ligera. Sabíamos que era lo mejor para mí y para nuestra familia. No fue fácil y los comienzos fueron complicados, pero a la larga nos ayudó a todos el poder volver a disfrutar de nuestras pasiones.
Por otra parte, la vuelta al cole me ayudó a entender que mientras mis alumnos aprendían inglés de una manera, mis hijos no lo harían igual.

Aun siendo ellos nativos, se encontrarían con ciertas dificultades. Tendrían en su mente dos idiomas, dos lectoescrituras diferentes que contrastar y diferenciar…

Y esto me llevó a pensar… ¿qué ocurre entonces con los niños españoles? Me doy cuenta que los niños españoles no necesitan un método en inglés para aprender lectoescritura, sino una adaptación de los mejores métodos. Necesitan una metodología CREADA POR Y PARA ELLOS, una metodología que entienda por lo que van a pasar, sus problemas y sus dudas. Y les apoye por encima de todo. Así nace el Ccurso de Phonics.

 

 

– Bilingüe, doble nacionalidad y nuevos proyectos.

Me convierto en bilingüe, adquiero la nacionalidad británica y me embarco en nuevos proyectos. Aquí es donde me encuentro ahora.

Después de 10 años de tirarme a la piscina y de trabajar duro con el idioma puedo decir alegremente que soy bilingüe, que tengo una pronunciación muy cuidada y que soy una de las mejores opciones para enseñar cómo aprender phonics y lectoescritura inglesa en España.

¿Por qué? Es posible que te preguntes.
Pues precisamente porque te entiendo mejor que nadie. Porque he pasado por los mismos problemas que estas pasando tú, porque he tenido las mismas dudas y las mismas inquietudes. Porque sé cuales son tus fallos ya que yo también los he tenido, porque yo los he superado y puedo ayudarte a que tú también los superes.

 

– Ahora te toca a ti.

Cómo ves, aprender inglés y mejorar tu pronunciación es posible. Aprender Phonics por tu cuenta es MUY posible. Yo lo he hecho, yo lo he conseguido y tú también puedes, sólo necesitas TIEMPO, PACIENCIA Y TRABAJO.

Y no, no es fácil. Vas a tener mil altibajos y mil momentos en los que querrás renunciar. Pero si perseveras y continúas, llegarás a un punto con el que pensaste que sólo soñarías.

Hablar inglés correctamente es posible. Yo soy la prueba de ello.

 

– Tu turno de lanzarte a la piscina.

Ahora te toca tomar la decisión. ¿Cómo vas a mejorar tu inglés? ¿Cómo vas a hacerlo? ¿Cómo vas a CONSEGUIRLO?
Puedes hacerlo por tu cuenta, ¡ya ves que es muy posible! O puedes hacerlo de mi mano. Yo ya he pasado por todo eso, sé a los problemas a los que te vas a enfrentar y te puedo dar las soluciones para que vayas mucho más rápido de lo que yo lo he hecho.

Estoy súper orgullosa de lo que he logrado, y si lo haces tú sola, estoy segura de que tú también lo estarás. Pero implica una gran cantidad de tiempo y recursos que muchos de nosotros ahora no tenemos.

Por eso, si piensas que necesitas a que alguien que te apoye y te guíe, estaré encantada de ser esa persona.
Pincha en el siguiente enlace, apúntate al Curso de Phonics, trabajemos juntas y solucionemos todas tus inquietudes. Te espero.

 

Trabajemos juntas

A %d blogueros les gusta esto: